Cajamarquilla

 

HISTORIA DE CAJAMARQUILLA

Cajamarquilla, es la capital del Distrito La Libertad, de la provincia de Huaraz, en el Departamento de Ancash. Ubicada en la vertiente occidental de la Cordillera de los Andes, a 3,314 metros de altura sobre el nivel del mar, se la denomina Perla de las Vertientes como sinónimo de su singular belleza natural, no obstante ocupar una pendiente agreste en las laderas del cerro Huanlloc, en las bases de una de las antiguas poblaciones prechavin que se establecieron en la región.

Julio C. Tello realizó estudios de las culturas preincas en la región y tuvo en sus manos un cántaro Chavín de propiedad de “don Ramón Muñoz, de Cajamarquilla, departamento de Ancash” (Ancash Histórico- Félix Alvarez Brun- 1958) y precisa que continuaría su trabajo de “exploración intensiva de la región de vertientes de la Cordillera Negra”… (ID)

Las culturas preincas progresivamente ocuparían también otros sectores como Auquiñivin ó Ñivin, a más de 4,000 m.s.n.m- donde realizaron estudios F. Kauffman Doig , Augusto Soriano Infante: ( “Manual de Arqueología Peruana”. F.Kauffman Doig 1980) y Castillo, Cotup y Arcash y que tuvieron la fuerte influencia de las culturas Chavín, Sechín y Recuay. Actualmente es posible distinguir que un asentamiento poblacional perteneció a la época del Chavín naturalista, como atestiguan las piedras labradas que se conservan en las bases de la Iglesia matriz del pueblo y en los muros del cementerio antiguo. Muchas familias conservaban diversos restos arqueológicos. Una hermosa colección de cántaros silbadores, vasijas ornamentales con el típico estilo chavín naturalista obtenidas por mi abuelo Grimaldo Cóndor y mi padre Alejandro Ramírez fueron conservados en nuestra humilde biblioteca, pero se acabaron en el terremoto de 1970, incluso aquellos que trasladamos a Huaraz para conservarlo en nuestra sencilla colección.

Durante el imperio inca formó parte de las pachacas de Huaylas y mantuvo vínculos e intercambio cultural, político y económico con pueblos de la costa y con los Huaraz y Recuay del Callejón de Huaylas.

En el Virreynato, durante el Gobierno del Virrey Francisco de Toledo (1568 – 1581) formó parte del Corregimiento o Distrito de Huaylas, repartimiento de Recuay.

La autoridad local de la comunidad de San Santiago de Cajamarquilla estuvo en manos de un cacique que gobernaba la pichca pachaca (cinco pachacas o quinientos habitantes) y otro la pachaca (100 habitantes) de Cajamarquilla y donde las actividades se desarrollaban por mitas y obrajes. ( “El Virreyanto del Perú- José M. Valega. 1939)

El 13 de diciembre de 1594 , durante el Gobierno del Virrey García Hurtado de Mendoza ya forma parte de la encomienda de don Juan de Aliaga con otras cuatro pachacas: Arcash, Querosh, Ychoc Culli y Allauca Culli y reciben al visitador Juan de Cadalso Salazar para resolver el conflicto de tierras y linderos con los vecinos de Colcabamba. La visita terminó el 12 de enero de 1595 confirmando sus tierras. (Ampliar la información con el artículo de Rodolfo Loli Pineda)

El 30 de abril y 30 de diciembre de 1616 , durante el Virrey Francisco de Borja y Aragón, Príncipe de Esquilache, las gestiones sobre territorios siguieron por iniciativa de Juan Martín de Aguilar y José de Rojas, caciques principales y gobernadores de San Santiago de Cajamarquilla que ratificaron límites anteriores.

Por los años 1624 durante el gobierno del Virrey Fernández de Córdoba, Marquéz de Guadalcázar, se tienen noticias de la visita española al sector en busca de oro y plata, justo cuando la sierra peruana sufría una de las peores hambrunas del siglo que seguramente también se sentía en este pueblo. Atacados por los indígenas, los españoles finalmente impusieron sus normas y en el lugar denominado Cajamarquilla que deriva de los vocablos Cajac – marca – quilla, que en toponimia resume la de un lugar de heladas noches de luna, iniciaron la construcción de una ciudad al modelo europeo. Durante estas disputas surge la figura del cacique Navincolca y cuyos descendientes finalmente constituyen la herencia cultural del pueblo.

En 1716 durante el Virrey Nicolás Caracciolo, Príncipe de Santo Buono, ya es conocida como San Santiago de Cajamarquilla y se sabe de las visitas de los caciques a la sede virreynal. (Ampliar con la información de Rodolfo Loli Pineda)

En 1745, en la época del Virrey José Antonio Manso de Velasco, Conde de Superunda, llegan al pueblo las imágenes de la Virgen de la Natividad y del Niño Jesús, talladas en madera y bañadas en pan de oro, como se encontró la referencia en un madero del retablo de la Iglesia destruída por el terremoto de 1970. Las imágenes barceloneses pertenecen a la Escuela Barroca.

El 01 de julio de 1788 , durante el gobierno del Virrey Teodoro de la Croix , que reorganizó el sistema administrativo y político del Virreynato, Cajamarquilla ya forma parte de la Intendencia de Trujillo. Por entonces el cacique Juan José Yaruparia Auquiruvin, solicita la confirmación de posesión y titularato de las tierras que ocupa la comunidad de San Santiago de Cajamarquilla, lo que se produce finalmente.(ampliar con la información de Rodolfo Loli Pineda)

Durante estos años la fiesta religiosa más importante de Cajamarquilla se celebra el 25 de Julio en honor a San Santiago y en Pira el patrón es San Andrés, su hermano. Cuentan los abuelos que anualmente los hermanos se visitaban y que San Andrés nos visitaba en julio y el encuentro era a orillas del rio Bado con bandas de músicos y danzarines (pallas, negritos). Luego el 30 de noviembre San Santiago correspondía la visita viajando a Pira igualmente entre músicos y danzantes en una hermosa alegoría de unión y amistad entre los pueblos.

Por razones no precisadas a la fecha, la festividad patronal pasó a ser el 8 de septiembre en honor a la Virgen de Natividad, a quien se atribuyen innumerables milagros. Cuentan que alguna vez una altanera (vaca brava que juega en las corridas), de esas bien bravas y hermosas como la flor de las habas, superó las barreras que habían levantado en la plaza y entró a la Iglesia … pero no ocasionó ningún daño ni a los fieles ni a la virgen. Don Ramón Muñoz, dueño de la vaca, se la regaló a la Virgen y por 3 generaciones jugó en las fiestas para deleite de los vecinos.

Ya en la era republicana, en 1834, la provincia de Huaylas estaba conformada por los distritos de Aija, Hatunhuaylas, Caraz, Carhuaz, Cotaparaco, Huaraz, Macate, Pampas, Pararín, Recuay y Yungay, y el distrito de Pampas se conformaba de los pueblos: Pira, Cajamarquilla, La Libertad, Huanchay.

Por Ley del 25 de julio de 1857 , la provincia de Huaylas se divide en dos, surgiendo la Provincia del Cercado de Huaraz conformada por los distritos de Carhuaz, Cotaparaco, Pararín, Marca, Aija, Pampas, Pariacoto , Recuay y Jangas y su capital Huaraz.

En 1863 se tiene información de la visita de Antonio Raymondi a nuestro distrito estudiando la flora nativa existente y sorprendente.

Posteriormente cada uno de los distritos antes mencionado se fue independizando para convertirse en provincia.

Por entonces, Cajamarquilla era parte del distrito de Pampas, cuya capital también era Pampas, lo que ocasionaba pugnas por el poder y la residencia de las autoridades. Está pugna tuvo su clímax en el enfrentamiento que tuvieron los candidatos a Alcalde de Pampas: Sr. Ramón Muñoz Navincolca de Cajamarquilla con el Sr. Juan Coral de Pampas. No obstante la agresión física que sufrió el primero fue elegido Alcalde y gestionó ante las autoridades en Lima para que la capital distrital pasara a Cajamarquilla, lo que se produjo por Ley del 6 de noviembre de 1903.

Como continuaron las enemistades y enfrentamientos, los cajamarquillanos iniciaron otras gestiones que dieron sus resultados cuando finalmente se aprobaron proyectos para la creación de un nuevo distrito.

Ante las nuevas gestiones de los cajamarquillanos el Gobierno promulgó la Ley 628 del 11 de noviembre de 1907 por el que se crea el Distrito de La Libertad con su capital Cajamarquilla, la misma que por Ley 14120 del 15 de junio de 1962 es elevada a la categoría de Villa.

En está última etapa fue muy valiosa la gestión de Mauro Nieto Muñoz, entonces trabajador del Congreso Nacional, y a quien se le debe un agradecimiento póstumo. El primer alcalde que tuvo el naciente distrito(1907-1911) fue don Ramón Muñoz Navincolqui, que compartió poder con sus regidores: Toribio Motta, Teodoro Trinidad, Isidro Muñoz (Síndico de Rentas) Santos P.( Síndico de gastos) y otras autoridades en su período como Marcelino Mayhuay, primer gobernador, don Alejandro Moreno, Juez de Paz.

Cajamarquilla cuenta con 4 caseríos: Chulloc, a 3 km; Arcash a 5 km; Wuellap a 4 km y Shipashwain a 3 km. Otros sectores importantes son Matuacullo, Ñivin , Purupurupampa, Jínar,Taruscunca, Cocoroquí,

En 1970 el pueblo fue arrasado por el terremoto pero en pocos años se ha levantado de sus cenizas y hoy se viene constituyendo en un centro de comunicaciones y transporte estratégico para todos los demás pueblos de la Vertiente de la Cordillera Negra.

( Rufino Ramírez Cóndor – 1997 )

Por su ubicación estratégica en la ruta turística Vertientina, Cajamarquilla, Capital del Distrito La Libertad, de la provincia de Huaraz, está llamada a ser el polo de desarrollo regional.
Las actividades agrícola, minera o ganadera no son suficientes para asegurar un crecimiento sostenido para el futuro que permita quedarse a los lugareños o la migración de otros en busca de porvenir. Lo que posee como don natural y lo que han podido hacer los hombres en los últimos años, luego del desastre del 70, no asegura mejores destinos especialmente para los niños y jóvenes que aspiran cada día nuevas posibilidades.
Frente a ello deben observarse y comprender que se dan otros factores igualmente importantes para el futuro y que deben ser capitalizados por la población, por las autoridades y empresarios. Cajamarquilla se ubica en el eje de la carretera vertientina y centro estratégico entre los diversos pueblos como Pira, Pampas Grande, Huanchay, Huarmey; posee yacimientos arqueológicos notables y de cuyas referencias nos dan Raymondi, Tello, Soriano Infante, Kaufman Doig y otros. En sus laderas crece la Puya Raymondi en abundancia, su folklore y sus tradiciones son ricas, rescatables y utilizables durante todo el año, su geografía combina campiña, lagunas, cataratas, ríos y riachuelos, flora y fauna natural todavía abundante y que debe preservarse, áreas interesantes para establecer campos de recreación y paseos. Servicios de luz, agua y desague instalados. Diseño urbano como mirador o nido de cóndores. Elementos no tradicionales que capitalicen el flujo turístico que no ha tomado en cuenta a la Cordillera Negra como el mirador natural de la Cordillera Blanca y escenario propicio para deportes como Trecking y Escalada en roca, campamentos en El Castillo, Excursiones misteriosas por Chemur, desafíos naturales por las Lagunas de Punan, por ejemplo. Pero es necesario que la población entienda que nada de sus riquezas podrán servirle en su desarrollo si no educa a sus hijos y los prepara con eficiencia y dignidad y utiliza racionalmente y para beneficio de todos esta riqueza y evita para siempre las rencillas personales o familiares que todavía subsisten como viejas taras coloniales .
(RR95)

TURISMO EN CAJAMARQUILLA

El Callejón de Huaylas recibe flujos de turistas en gran cantidad y están utilizando circuitos y servicios turísticos concentrados en la Cordillera Blanca. Progresivamente y en acción concertada con los distritos vecinos debe orientarse el flujo turístico hacia Cajamarquilla.
Y aquí establecer paradores turísticos, buenos comedores, alojamiento económico, circuitos atractivos, juegos y entretenimiento, museo municipal, noches de folklore, paseos a caballo, etc.
Las etapas de crecimiento deben comprender:
* Mantenimiento y señalización de la carretera
* Estudio de atractivos turísticos y habilitación de los mismos
* Estudios de factibilidad y rentabilidad de servicios
* Concientización de la población principalmente a los escolares
– Elaboración de Estrategias de captación
– Visita guiada de operadores turísticos de Huaraz
– Lanzamiento de paquetes turísticos a Cajamarquilla la Perla de las Vertientes huaracinas .
* Supervisión y refuerzo de operaciones contínuas.

Decisiones para el futuro que tienen que tomarse con realismo y con criterios de unidad poblacional, respetando las diferencias culturales, sociales, familiares y hasta comunales y sobre todo empresariales de quienes aspiran un futuro promisor para los Cajamarquillanos y sus familias.
La actividad turística no es la única manera de lograr el progreso de los paisanos pero es una de las vías mejores porque hay un gran movimiento alrededor y existe potencial capaz de ser orientado.

A todo lo expresado debe añadirse que la orientación y guía para que estas ideas prosperen debe ser brindada por sus autoridades y por los maestros en las escuelas y en las comunidades. Nada mejor que un buen ejemplo y sobre todo la constancia que se da en cada pueblo en la voz y en la vida de sus maestros y de sus autoridades.
Quién no quiere el progreso de su pueblo? Todos… lo difícil es orientar esa enorme posibilidad y esa es tarea de todos los que algo más aprendimos.
(Rr95)

varios 219  varios 218varios 196

varios 206 varios 214 varios 217 varios 220 varios 226varios 227 varios 229 varios 230 varios 231 varios 232 varios 233 varios 236 varios 237 varios 241 varios 245 varios 246 varios 247 varios 248 varios 251 varios 252 varios 253 varios 254 varios 255 varios 256 varios 260 varios 261 varios 262 varios 263 varios 264 varios 266 varios 267 varios 269 varios 271 varios 273 varios 274 varios 275 varios 277 varios 279 varios 280 varios 283 varios 286 varios 288 varios 289 varios 290 varios 291 varios 292 varios 295 varios 296 varios 297 varios 299 varios 303 varios 306 varios 307 varios 308 varios 310 varios 311 varios 313 varios 314 varios 315 varios 316 varios 317 varios 318 varios 320 varios 322 varios 324 varios 325 varios 326 varios 327 varios 330 varios 331 varios 332 varios 333 varios 334 varios 335 varios 336 varios 337 varios 344 varios 345

HUARAZ Y CAJAMARQUILLA EN LAS VERTIENTE

Sin duda el terremoto del 70 abrió la puerta para el desarrollo del Callejón de Huaylas y hoy es el 2do. lugar del movimiento turístico nacional. Todo el año se movilizan visitantes a conocer el Callejón, llegar a Pastoruri, a Chavín, escalar las decenas de nevados con altitudes al escoger…aguas termales, buena comida, excelente clima, gente acogedora…en fin…todo lo que la naturaleza y el hombre ancashino sabe brindar de corazón.
Pero hay otra importante zona turística que falta conocer. La Cordillera Negra, el mirador natural del Callejón de Huaylas. Una culebreante carretera lleva hasta la punta de CALLAN, casi a 5,000 metros sobre el nivel mar pero sin nieve y desde allí usted saluda a los andes y toca el cielo sin empinarse.
Dobla la cordillera y luego una serie de pueblos, comenzando en PIRA lo llevan a la PERLA DE LAS VERTIENTES – CAJAMARQUILLA- como dijera Raymondi. Pueblo alojado en una pendiente, cual nido de cóndores, soleándose rodeado de gorriones, palomas y picaflores, cuenta con una población de espíritu musical , donde el que no toca un instrumento musical o canta se queda soltero de por vida o sirve para arrear borricos; aquí ruge una cascada de más de 100 metros de altura y emerge un puquial para dar de beber al pueblo y abunda la kantuta, flor imperial inca que aquí encontró su tierra. La puya Raymondi abunda, crece del tamaño de sus andes y florea cuantas veces le da la gana y hay que quemarla para que no atrape a los carneritos o a las aves.

El 8 de setiembre se viste de gala porque recibe a sus hijos que de lejanas tierras visitan a la Virgen de la Natividad, Mama Ñaticha, que celebra su día, al lado de San Santiago y recibe homenajes de San Andrés de Pira y de San Jerónimo de Pampas Grande.

Hoy, convertido en centro del eje vial y de desarrollo de las vertientes, Cajamarquilla tiene lagunas encantadas que mostrar, restos arqueológicos, clima seco y benigno, sementeras que colorean y perfuman el ambiente, donde la luz eléctrica ha llegado con todo el caudal de facilidades y progreso y donde los juventudes de sus colegios nacionales habrán de concentrarse para tejer guirnaldas de éxito y crecimiento.

Cajamarquilla debe visitarse no sólo en setiembre con procesiones y corridas de toros, con castillos y comilonas, con pallas y negritos… sino que tiene carnavales con su Wachihualito, la Semana Santa, la Navidad, Los Reyes Magos, y la siembra y la siega… las watias y las pachamancas, el picante de cuy y el cuchicanca, su mito o Kqemish y sus chicharrones, sus cholitas chapositas y el graniso, su fiesta de las cruces …en fin…Todo un misterio todavía por conocer.